¿cuál es la mejor guitarra para tocar jazz?

Esta pregunta es una constante tanto en los cursos de guitarra online como en los presenciales. Uno se pregunta ¿cómo sacar un buen sonido para tocar jazz en la guitarra? Y la primera cuestión que se nos viene a la mente es si tenemos la guitarra «adecuada». Lo primero que hay que tener en cuenta, y más en un instrumento como la guitarra, es que el sonido realmente está «en las manos«. Una vez que hayamos entendido eso podemos preguntarnos la característica final que queremos en el sonido. Aquí es donde entra el problema de sabe qué guitarra me conviene más.

 

GUITARRAS DE CAJA HUECA

Estas son y han sido siempre las clásicas guitarras de jazz, huecas completamente por dentro (hollow body) y que montan las pastillas ya sean encastradas en la tapa superior o bien flotante. Por lo tanto dentro de esta división de guitarras de caja conviene tener en cuenta que va a sonar distinto una con pastillas en la tapa a otra con pastillas flotantes. Las que llevan las pastillas encastradas (sobre la tapa superior) van a sonar más «oscuras» mientras que las que lleven pastillas flotantes van a proporcionar un sonido más acústico. La diferencia es bastante grande por lo que te convendría probar qué sonido te gusta más.

 

 

-Pros: a favor de estas guitarras de caja hueca está el sónido clásico de jazz, acústico y muy dinámico.

-Cons: en contra tenemos los temidos acoples que estas guitarras causan a alto volumen (hay que controlarlos de distinta forma), además suelen ser guitarras «grandes» y puede que sean un poco más incómodas de tocar (principalmente si estás acostumbrado a tocar guitarras eléctricas sólidas).

 

GUITARRAS DE SEMICAJA

También llamadas «semisólidas». Estas guitarras son más estrechas que las de caja, por lo tanto pueden resultar más cómodas en un principio. Tienen un bloque central en el cuerpo (no son completamente huecas) aunque hay algunos modelos que sí son huecos totalmente, aunque lo normal es que lleven el bloque sólido dentro.

 

Estas guitarras nacieron para evitar el acople que produce una guitarra de caja a alto volumen. Además ofrecen un sonido a veces tildado como «cremoso», a caballo entre una eléctrica normal y una de caja hueca. Nos permite usar distorsión si queremos sin ningún problema. Es por lo tanto una guitarra muy versátil.

 

-Pros: a favor de estas guitarras está su versatilidad y la eliminación de los acoples cuando tocamos a alto volumen.

-Cons: en contra se puede decir que perdemos cierto «matiz» acústico que proporcionan las guitarras de caja. Algunos modelos pueden ser bastante pesados (comprueba esto antes de comprarte este tipo de guitarra!).

 

GUITARRAS SÓLIDAS

Estas son las guitarras eléctricas de toda la vida, totalmente sólidas en su cuerpo, de mil y una formas y diseños. Aquí no hay problemas de acople pero perdemos todo el matiz acústico del sonido. No obstante hay muchos guitarristas de jazz actuales que usan guitarras sólidas eléctricas.

-Pros: a favor de estas guitarras tenemos la eliminación total de acoples, son más ligeras y pequeñas que las guitarras de caja o semicaja y pueden ser por ello más cómodas.

-Cons: si queremos tener un sonido acústico no es lo más recomendable.

 

 

OTRAS GUITARRAS

 

Por supuesto hay más tipos de guitarra que podemos usar para tocar jazz. De hecho encontrarás a músicos que tocan jazz con guitarras clásicas, acústicas, etc. Tal y como comenzamos este artículo recuerda que el sonido está en las manos. Un buen guitarrista sonará bien en cualquier guitarra. Un mal guitarrista sonará igual de mal en cualquier tipo de guitarra. No olvides eso!

Compartir: